Cada vez es más común leer noticias sobre portonazos y encerronas. El incremento de estos delitos y la impunidad con la que funcionan estos grupos, es en realidad otra pandemia que hemos tenido que vivir en Chile.

Pero de la misma manera que las vacunas han traído un alivio, o una manera de disminuir el problema que conlleva el virus, el robo de auto también tiene una manera de minimizar los riesgos de esta compleja situación, se trata de los dispositivos GPS y la app que hay detrás de ellos, que se traduce en una vía saludable para reducir los siniestros en la urbe.

Muchas veces ser víctima es algo inevitable, una ruleta rusa que le toca a quien menos lo espera, por eso estar preparados, nos permite aminorar la incómoda y compleja situación de un portonazo. Al igual que todas esas personas que eran escépticas a la vacuna, hoy invitamos a todos a prevenir un mal mayor y no solo contratar un GPS que permita monitorear tu vehículo, sino también una app que te entregue seguridad y tranquilidad en tiempos donde el clima de incertidumbre es cada día más hostil.